jueves, 4 de marzo de 2010

Reacción del Sulfato de cobre con Amoníaco

http://www.youtube.com/watch?v=KWhsgagmiv8

EJERCICIOS DE NOMENCLATURA


Nombra y escribe las Fórmulas de los compuestos de coordinación y de los iones siguientes, utiliza la tabla periódica si no recuerdas la simbología química):
NOMBRAR
1) K2 [Pt Cl4]
2) [Fe (CO)2 (H2O)4] SO4
3) Na [Co (CN)3 (CO2) (NO)]
4) [Cr Cl3 (H20)3]
5) [Pt Cl3 NO2 (NH3)2]
6) [Ag (H2O)2]+
7) [Cr Cl3 (NH3)3]
8) [Cr (H2O)6]3+
9) Al [Co (NO2)6]
10) H2 [Pt Cl4]

FORMULAR

1) Ion tetraammínodicianocromo (III)
2) Ion tetraamminodiclorohierro (III)
3) Tetracarbonatodicloroferrato (III)
4) Diacuadifluorodiperoxocromato (III)
5) Triacuatrinitrocromo (III)
6) Hexacianoferrato (II) tetrapotásico
7) Trifluoruro de hexaamminocobalto (III)
8) Diamminodihidroxocobre (II)
9) Hexaclorocobaltato(III) de aluminio
10) Dicloruro pentaamminoclorocromo (III)
11) Hexacianoferrato (II) de potasio
12) Cloruro de hexaacuacobalto (II)
13) Sulfato de tetraamminocobre (II)
14) Pentacianonitrosilferrato(III) de amonio.
15) Ion tricloropercloratoniccolato (II)
16) Triamminotriclorocobalto (III)
17) Ion pentacloronitruroosmiato (VI)
18) Ion tetrafluoroxocromato (V)
19) Ion hexaacuahierro (II)
20) Tetracarbonilniquel (IV)

Yacimientos en Venezuela

Colorea el siguiente mapa indicando los yacimientos de algunos elementos metálicos (puedes utilizar la leyenda y ubicar las formas geométricas en el mapa con los colores que quieras)

miércoles, 3 de marzo de 2010

VINO Y LIMONADA

¿Qué es lo que queremos hacer?
Simular la conversión de limonada en vino y viceversa

Materiales:
Vasos de precipitados
Agitadores y espátulas
Disolución acuosa de ácido tánico
Disolución saturada de cloruro férrico
Disolución concentrada de ácido sulfúrico



¿Cómo lo haremos?
Una vez preparadas las disoluciones necesarias ya estaremos en condiciones de efectuar las transformaciones simuladas de una bebida en otra. En un vaso que contenga unas gotas de la disolución de cloruro férrico se vierte el contenido de la disolución amarillo-verdosa de ácido tánico. De inmediato se observa que esta disolución, nuestra “limonada”, cambia a color azul-vino. Y si a continuación la echamos en un vaso que contenga la disolución de ácido sulfúrico...

El resultado obtenido es...
Que desaparece el color vino obtenido y recuperamos la antigua limonada.

Explicación:
Al entrar en contacto el ácido tánico y el cloruro férrico se forma un complejo de color azul que es lo que explica ese “misterioso” cambio de la limonada en vino. En la segunda parte del proceso, la acción del ácido sulfúrico sirve para destruir el complejo formado y así el ácido tánico recupera su color amarillo-verdoso.La química de los complejos se caracteriza, en general, por ofrecer sustancias de vistosos colores. Una práctica similar a la expuesta es la que –también con ayuda de una disolución de cloruro férrico- puede efectuarse con disoluciones de sulfocianuro amónico, acetato de plomo y bicarbonato potásico. La acción del cloruro férrico provoca efectos curiosos de cambios de color simulando el de bebidas habituales.

NOTA: Para obtener Ácido Tánico, vierta una taza llena de agua en una pequeña olla y caliéntela hasta que hierva. Luego retírela del fuego y añada media cucharadita llena de hojas de té. Deje remojar las hojas en el agua caliente por cinco minutos. El ácido tánico de las hojas entrará en solución con el agua caliente. Cuele las hojas y retírelas del té. Añada otra media cucharadita de hojas de té y repita este proceso dos veces más.

APARECE Y DESAPARECE

¿Qué es lo que queremos hacer?
Provocar el precipitado de una sustancia por la acción de un reactivo y, posteriormente al seguir añadiendo el mismo reactivo, conseguir que el precipitado desaparezca.

Materiales:
Tubos de ensayo
Cuentagotas
Disolución de sulfato cúprico
Disolución amoniacal (amoniaco en agua)

¿Cómo lo haremos?
Se echan un par de dedos de disolución acuosa de sulfato cúprico en un tubo de ensayo. A continuación se vierte una gota de disolución amoniacal. Se observa lo que sucede. Se siguen añadiendo gotas de la misma disolución amoniacal. ¿Y entonces?

El resultado obtenido es...

Al iniciar la adición de la disolución amoniacal se producirá un precipitado azul intenso en el fondo del tubo. Pero al continuar añadiendo gotas de dicha disolución el precipitado desaparece y todo vuelve a formar una disolución nítida y transparente.


Explicación:
Con las primeras gotas de reactivo se produce la precipitación de hidróxido cúprico, que es lo que se observa al inicio del proceso. Al añadir el mismo reactivo se observa la redisolución del precipitado ya que se produce la formación, mediante enlaces coordinados, del complejo catiónico tetraamminocúprico que es soluble, a diferencia del hidróxido cúprico formado anteriormente. Hay que tener algo de cuidado para que sea perfectamente visible la primera etapa, es decir la formación del precipitado. La mayoría de los hidróxidos metálicos son insolubles, por lo que es relativamente fácil provocar su precipitación creando un pH básico en la disolución de las sales metálicas. La redisolución de los precipitados también puede hacerse con otras sustancias, como son los casos de los hidróxidos de cinc o de aluminio que precipitan al añadir hidróxido sódico a disoluciones de sulfato de cinc y de sulfato de aluminio respectivamente. Al seguir añadiendo álcali se redisuelven. En estos casos, la redisolución se debe a la formación de los aniones complejos cincato y aluminato, dado el carácter anfótero de los hidróxidos de cinc y de aluminio.